COMPROMETIDOS CON LA SOSTENIBILIDAD

La tierra, nuestra razón de ser

Es por ello que nuestra compañía ha sido sostenible en el tiempo cuidando de la tierra, en cuyo fruto se asienta nuestro negocio, y cuidando asimismo de las personas, verdaderos artífices de nuestro liderazgo. Este compromiso se ratifica en la gestión del grupo Codorníu Raventós y se integra en nuestros valores corporativos. Y lo hacemos esencialmente desde cuatro líneas de trabajo: el cuidado del medio ambiente, el desarrollo local, las personas y el fomento de una vida saludable.

Preservar el entorno

Nuestra actividad vitivinícola emplea técnicas de agricultura sostenible, minimizando la intervención en el desarrollo de la naturaleza, racionalizando los recursos hídricos y velando por los ecosistemas naturales donde se cultiva la vid. El cuidado por el medio ambiente no sólo se queda en la primera fase de elaboración sino que trasciende a toda la cadena de valor.

Desarrollo de comunidades

Allí donde se asientan nuestras bodegas fomentamos el desarrollo de productores autóctonos y generamos valor en las comunidades locales a través de nuestras actividades enoturísticas.

Agentes del cambio

Promovemos el desarrollo profesional de nuestros empleados a los que concebimos como agentes del cambio social, a través de la generación de entornos enriquecidos de trabajo, igualdad, formación, comunicación, conciliación entre vida profesional y vida privada, beneficios sociales y participación activa. También apoyamos a los jóvenes en su inserción al mundo laboral gracias a los convenios empresa-universidad.

Promoción del consumo responsable

Como defensores de la cultura del vino y una vida saludable, nos adherimos a la filosofía del consumo de alcohol responsable. Igualmente aportamos al mercado vinos y cavas ecológicos de acuerdo a las nuevas necesidades de nuestros consumidores.

Nuestro motor: generar valor social

En nuestra dilatada historia hemos superado momentos difíciles gracias al esfuerzo, la innovación y el sentido de la responsabilidad y de la ética tanto propia como de todos nuestros grupos de interés. Casi 450 años después de nuestra creación, seguimos buscando lo que siempre nos ha inspirado: el crecimiento económico y la generación de valor social en las personas que forman parte del grupo Codorníu Raventós, en nuestro entorno y en nuestros mercados. Porque creemos que las empresas pueden y deben contribuir a un mundo mejor.