NUESTRA ELABORACIÓN

Entrada y prensado

Las uvas llegan con la máxima rapidez a nuestra bodega para que no pierdan sus características. Inmediatamente, se prensan ligeramente extrayendo solo los aromas y sabores más delicados para obtener el mosto flor.

Primera fermentación

En Codorníu, cada parcela y cada variedad de uva fermenta por separado. Durante el proceso de fermentación, el mosto flor se transforma en vino base, un vino joven y muy aromático.

Coupage

El secreto del cava está en encontrar una combinación perfecta de los vinos base. Con el trabajo de los mejores catadores y enólogos mezclamos los diferentes vinos para lograr la combinación más adecuada para cada cava. El resultado se añade a la botella definitiva, de la que ya no saldrá hasta el momento de ser descorchada.

Segunda fermentación

Al coupage se le añade una mezcla de levaduras seleccionadas y azúcar para iniciar una segunda fermentación en la misma botella, durante la cual aparecen las burbujas de manera natural. Este proceso es lo que se conoce como método tradicional. Estas botellas reposarán en nuestra bodega centenaria sin variaciones de luz, temperatura o humedad un mínimo de 9 meses para que nuestro cava adquiera su complejidad y sabor tan característicos. En algunos cavas el período de crianza puede llegar a ser de hasta 36 meses o más.

Removido y degüello

Después de la crianza se giran cuidadosamente las botellas para conducir los sedimentos de las levaduras hacia el cuello y extraerlos posteriormente. Es lo que se conoce como degüello.

Dosaje
Para dar el toque final a nuestros espumosos añadimos nuestra propia mezcla de cava y azúcar, denominada licor de expedición, que convertirá cada cava en un Brut Nature, Brut o Semi-Seco.

Sellado
Ponemos a cada botella su tapón de corcho definitivo y su etiqueta. El cava ya está listo para ser disfrutado.