Anna de Codorníu Ice Edition Rosé

Anna de Codorníu Ice Edition Rosé

D.O. Cava
Maridaje
Anna de Codorníu Ice Edition Rosé es un fresco cava semiseco ideal para disfrutar con hielo durante un aperitivo o combinado como cóctel. También para postres elaborados, tipo tarta Sacher.
Nota de Cata
Vista
Color cereza pálido brillante.
Nariz
Gran intensidad aromática. Suaves aromas de frutos rojos como frambuesa, fresa y cereza, con toques florales de violetas.
Boca
Sugerente vino lleno de frescura cuya degustación informal invita al disfrute. Buena presencia de sensaciones afrutadas en boca amplificadas gracias al dosaje semiseco de Anna de Codorníu Ice Edition Rosé. Matices delicados, pero expresivos. Con acidez refrescante y un final largo y sensual.
Varietales
Pinot Noir
70%
Chardonnay
30%
Analisis
Grado alcohólico 12%
Dosaje Semiseco
Contiene sulfitos
Viñedo y elaboración
Elaboración (vinificación)
Al llegar a la bodega, se realiza un prensado inmediato para después, durante 24-48 h, hacer una clarificación natural a temperaturas bajas. El enólogo decide, sobre la base del color objetivo, el tiempo de maceración prefermentativa llevada a cabo en la prensa. Una vez limpio el mosto, se trasiega a un depósito de acero inoxidable con sistema de frío para realizar una fermentación controlada entre 16-18 °C. Finalizada la fermentación alcohólica, los vinos se conservan en depósitos, evitando su oxidación, hasta el momento del embotellado de Anna de Codorníu Ice Edition Rosé y su correspondiente crianza de nueve meses en botella.
Viñedo (viticultura)
Las uvas Pinot Noir y Chardonnay utilizadas en la elaboración del cava Anna de Codorníu Ice Edition Rosé, proceden de viñedos propios situados en Lleida, la región de clima más continental de la D.O. Cava. Esta localización favorece una óptima concentración, mejor acidez, más cuerpo y mayor intensidad aromática en la uva. Los sistemas de cultivo siguen los criterios de producción integrada y están especialmente adaptados a la elaboración de espumosos. La vendimia de estas uvas tiene lugar hacia mediados de agosto y siempre se lleva a cabo durante la noche, con el fin de mantener las uvas lo más frescas posible y así mantener sus aromas íntegros y evitar procesos de oxidación o fermentaciones espontáneas.
También podrían interesarte